Juan Alberto Tobías, padre de tres hijos y miembro del Cuerpo de Bomberos de Tamboril desde que tiene uso de razón, lleva dos meses que no recibe el incentivo que complementa su mísero salario.

Al menos 12 de dieciocho miembros del referido cuerpo, entre los se encuentra Tobías, están a la espera de recibir el complemento de 5,000 pesos correspondientes al pasado mes y el corriente.

Según lo explicado por el Intendente coronel Juan Pablo M. Payano, este incentivo no lo reciben todos los bomberos, sino aquellos que necesiten que su salario sea completado al sueldo mínimo establecido por ley.

Es decir, reciben la mitad por parte del Ayuntamiento, mientras que la otra parte es devengada a través de la nómina del Ministerio de Interior y Policía, con la cuál la cifra es ascendida a 10 mil pesos mensuales como única recompensa por su fuerte y desgastante labor.

Pese a esta espera y que en su mayoría tienen necesidades monetarias que cumplir y familias que mantener, un grupo de ellos en una conversación con un equipo de Listín Diario, aseguraron que recibirán su pago, solo que “se atrasaron” con el mismo. Pero indicaron que es muy probable que lo reciban “todo junto”, al tiempo que deploraron la situación de estaciones de otras localidades que enfrentan mayores problemáticas.